La Asociación de Turismo Rural Isla Bonita alcanza la reserva 50 mil desde su creación

La Asociación de Turismo Rural Isla Bonita, que promociona el turismo rural de La Palma desde 1992, ha recibido este 16 de enero de 2019 a una pareja de turistas belgas a quienes corresponde la reserva número 50.000.

El presidente de la asociación, Carlos Fernández, y la consejera de Turismo del Cabildo de La Palma, Alicia Vanoostende, han dado la bienvenida hoy en el aeropuerto a esta pareja de visitantes, a quienes han agasajado a su llegada y que, gracias a su reserva 50.000, disfrutarán de regalos especiales para disfrutar aún más de su estancia en la isla.

Carlos Fernández recuerda que en 2017 la Asociación Turismo Rural Isla Bonita cumplió 25 años, y que, a día de hoy, ha acogido a más de 125.000 turistas de los cinco continentes. “Una larga trayectoria de iniciativas de colaboración público-privada han dado solidez a la evolución de nuestra asociación que empezó como una pequeña familia. Hoy son ya parte de esa familia un extenso número de turistas repetidores y de los muy asiduos que repiten todos los años”, afirma.

La consejera insular de Turismo, Alicia Vanoostende, felicita a la asociación por conseguir este hito de la reserva número 50.000 y asegura que “la Asociación Turismo Rural Isla Bonita es un ejemplo de una apuesta, en su momento totalmente pionera, por productos turísticos innovadores que marcaron un carácter diferenciador y vanguardista en nuestra tierra, y que en nuestros días mantienen un alto interés entre quienes nos visitan”.

El turismo rural, que en su origen fue la vía que encontraron los propietarios de casas tradicionales para recuperar un patrimonio familiar, generar unos ingresos y aprender sobre nuevas culturas compartiendo los valores y la cultura propia, ha sido una actividad que ha pervivido y se ha transformado contribuyendo al desarrollo turístico de la isla.

Una larga trayectoria

Para la Asociación de Turismo Rural Isla Bonita ha sido un salto vertiginoso, desde los inicios operados con una central de reservas completamente analógica, a base de atención personalizada, teléfono y fax, y los recados entre vecinos para hacer saber de la llegada de los turistas, hasta hoy en día con sistemas integrados de reservas on-line vinculados a las principales plataformas de reservas de todo el mundo.

La Asociación de Turismo Rural, concebida con su carácter asociativo, como una gran familia integrada por promotores de turismo rural que acomodan los establecimientos rurales, atienden y reciben a los huéspedes, un pequeño pero muy eficaz equipo técnico responsable de la central de reservas y un grupo de propietarios a los mandos de la asociación en su junta directiva con una asamblea general deliberativa, ha sido capaz de dar solidez a una marca y una forma de hacer turismo rural en la que la adecuada atención del turista, los criterios de calidad de los alojamientos y el compromiso con la sostenibilidad del turismo en la isla han sido sus señas de identidad.

Cada reserva se ha convertido en el desafío de dejar a los clientes con una experiencia vacacional que haya superado sus expectativas en el marco de esas genuinas casas rurales. Pero las motivaciones y exigencias de quienes hacen turismo rural en la isla han ido cambiando. Hoy disponer de piscina, wifi gratuito, amplias y agradables vistas, cuidados jardines, sistemas de calefacción, etc., son parte de las exigencias básicas de estos alojamientos. Contar con una especialización del personal que atiende los turistas con conocimientos de cultura local: vinos, lugares de interés, gastronomía típica, cultura del cielo nocturno, fiestas populares, hacen de ellos no meros informadores sino anfitriones que comparten una parte de la vida personal.

El turista rural que viene a La Palma lo hace por el marco incomparable que representa la diversidad y calidad paisajística de la isla para vivir una experiencia de inmersión en la naturaleza y en las formas de vida local, con una propuesta que combine autonomía y privacidad para el disfrute de tranquilidad con el uso de recursos locales como practicar senderismo, acudir a playas, hacer actividades de observación de estrellas, etc. o la búsqueda de productos locales en el supermercado más próximo. La amabilidad y el carácter acogedor y hospitalario de los promotores de turismo rural son puestos como uno de los principales valores de esta modalidad de turismo, a la que acuden por lo general parejas o estas con sus hijos.

Hoy el turismo rural sigue siendo una excelente oportunidad para hacer turismo en la isla: accesible a través de internet, con una oferta transparente y de precios competitiva, con la referencia de las valoraciones efectuadas por otros turistas, con un sistema de control interno de calidad validado en el curso de estos años. La prueba de superación con la que la Asociación contribuye a consolidar el destino turístico de La Palma es revalidar la confianza de los clientes cada día, reserva a reserva, ese es nuestro compromiso. Por ello, en esta reserva 50 mil, todos, clientes, propietarios y propietarias, prestatarios y prestatarias, colaboradores, directivos y personal de la central reservas, estamos de celebración.

Deja un comentario

Note: Comments on the web site reflect the views of their authors, and not necessarily the views of the bookyourtravel internet portal. Requested to refrain from insults, swearing and vulgar expression. We reserve the right to delete any comment without notice explanations.

Your email address will not be published. Required fields are signed with *

*
*