Descripción

Situada en El Jesús, en Tijarafe, en el oeste de la “Isla Bonita”, con increíbles vistas al mar y a la montaña.

Casa Fide ha sido recientemente rehabilitada y muy bien equipada. Sus paredes de piedra vista, los techos de madera de tea y su esmerada decoración la convierten en una vivienda muy acogedora y confortable. En el exterior dispone de un cuidado y colorido jardín, así como de amplias terrazas que invitan a disfrutar de unos momentos de relax observando las estrellas en las noches claras o simplemente contemplando las puestas de sol.

Casa Fide dispone de piscina privada cuyas dimensiones son: 5,80m x 3,25m y su profundidad va desde 1,10m hasta 1,40m.

SITUACIÓN:

Su ubicación en el barrio de El Jesús, en Tijarafe, a 20 minutos en coche de la playa más cercana y a 2 kilómetros y medio del núcleo urbano, hacen de Fide un lugar perfecto para descansar tomando el sol y deleitándose con las vistas. Es ideal también para la práctica del senderismo ya que se encuentra a tan sólo unos metros de los primeros senderos, uno local (SL TJ 71) que va desde El Jesús hasta El Risco de Las Pareditas, y otro de largo recorrido GR-130 conocido con el nombre de Camino Real de La Costa.

Estancia mínima: 4 noches

Precio desde: 75€

3 Plazas

+34 922 430 625

+34 650 082 553

reservas@islabonita.es

DISTANCIAS MÁS RELEVANTES:
Altitud: 670 m
Supermercado más cerca: 2.2 km
Zona de baño más cercana: 13.5 km
Parque nacional de La Caldera de Taburiente: 32.4 km
Restaurante: 0.6 km
Centro de salud: 2.5 km
Puerto de Sta Cruz de la Palma: 47.1 km
Aeropuerto: 49.5 km

Cómo llegar

Hora de entrada

17:00

Hora de Salida

12:00

Equipamiento

  • Aire acondicionado en habitación
  • Aparcamiento
  • Baño plato ducha
  • Calefacción general
  • Cocina Eléctrica - 3 fuegos
  • Cuna gratis
  • Dormitorio doble (Cama de matrimonio)
  • DVD
  • Equipo estereo
  • Estilo Canario
  • Extractor de humos
  • Frigorífico
  • Horno eléctrico
  • Jardines
  • Lavadora
  • Lavavajillas
  • Microondas
  • Piscina
  • Plancha
  • Renovada recientemente
  • Salón - Cocina - Comedor integrados
  • Sandwichera
  • Secador de pelo
  • Sillas terraza
  • Sofá cama (1 plaza)
  • Sombrilla terraza
  • Techos de madera
  • Tendedera
  • Terraza
  • Tumbonas
  • TV plasma
  • TV Satélite
  • Vista al mar
  • Vista montaña
  • Vista panorámica
  • Wifi

Niños y camas extras

1 cuna gratis

Mascotas

No se admiten mascotas

Internet

Acceso a internet

Parking

Aparcamiento Privado

Acepta tarjeta de crédito

Se aceptan pagos con tarjetas Visa, MasterCard y Maestro.

Tourist license number

CR-38/5/0000215

Tijarafe

Tijarafe

Se ha conservado el antiguo nombre de Tijarafe que designaba el primitivo cantón awara gobernado por el poderoso Atogmatoma. Situado en el occidente palmero se halla dispuesto en una rampa descedente desde la cumbre hasta el mar. Entre las grandes hendiduras de Las Angustias y Garome se circunscriben los pagos de Amagar, Arecida, La Punta, El Pinar, El Jesús, Tijarafe, Aguatavar y Tinizara.

La humedad de los vientos alisios no afecta este territorio marcado por numerosos barrancos. Los caminos reales y el Océano eran las vías de comunicación que permitieron el lento desarrollo de este pueblo eminentemente agrícola.

El paisaje costero se ha transformado tras el retorno de los emigrantes que hicieron fortuna en tierras americanas; ellos han apostado por los cultivos principalmente de plátanos, cítricos y aguacates. Le siguen las tradicionales medianías de secano donde predominan los frutales (almendros, tuneras…), hortalizas y papas. Y, ya en cotas superiores, la viña reina entre lomadas y tajos de barrancos. La fuerte tradición vinícola se deja sentir en la Montaña de Los Riveroles por las originales bodegas excavadas en la roca. Sus caldos de sabor ateado son muy considerados, y de estas latitudes ha nacido recientemente el primer tinto joven de Canarias con denominación de origen de vino ecológico. Por otro lado, el Turismo Rural vive su momento dorado; el alto porcentaje de ocupación hace que este sector sea una opción con futuro.

LEYENDA de la Punta del Moro

Según cuentan los relatos antiguos fueron muchas las incursiones que los navíos piratas realizaron en el Archipiélago. Moriscos, ingleses, franceses… durante los siglos XVI y XVII saqueaban, capturaban esclavos y alteraban las tranquilas vidas de las gentes de esta pequeña isla perdida en el Atlántico.

En la costa de Tijarafe se conserva el topónimo de Punta del Moro que nos da fe de las numerosas visitas de sus naves clandestinas que perseguían y abordaban las pequeñas embarcaciones de pescadores. Estos, apresurados, se refugiaban en La Cueva Bonita, entrando por una de sus bocas y huyendo por la otra; el desconocimiento de este hecho geológico desembocaba en una búsqueda infructuosa por parte de los temidos piratas.

CREENCIAS entre lo real y la fantasía

Elementes_tijarafe_tijarafe1o habitual en el paisaje de la Comarca es la presencia de cruces que se colocaban a lo largo de los caminos reales, encrucijada de veredas, atalayas y barrancos. Se dice que su eje vertical une el cielo con la tierra, donde habitan los mortales. Símbolo de gloria eterna, la cruz encadenaba al demonio impidiéndole hacer el mal.

De esta costumbre arraigada se derivan historias como la de las luces que se ven en la noche desde el valle en la zona de El Time, cuyo origen se debe a la presencia de almas en pena que van errantes sin encontrar el perdón divino. Se cuenta que un grupo de romeros descendía por el camino real que lleva al puerto de Tazacorte y la oscura noche les hizo iluminarse con las maderas de las cruces; el imperdonable acto les hizo vagar eternamente.

El mismo agravio cometió una madre que auxiliaba a su hijo enfermo, pero cuando llegó a la ermita de Las Angustias se arrepintió de haber roto la cruz y una voz la perdonó y sanó a su hijo moribundo. Su espíritu de buena voluntad ilumina aún la zona acantilada.

También se tiene por cierto que desde Tijarafe se ha divisado, en innumerables veces, la fantasmal isla perdida que va a la deriva, la isla de San Borondón. Muchos han sido los testigos oculares que la han descubierto en el horizonte pero nadie la ha encontrado.

Tan fuerte era la creencia que su silueta se plasmó en los mapas allá por el siglo XV, imaginándola como una gran ballena que aparecía y desaparecía, llegándose a hablar de la “octava isla” donde se hallaba el Paraíso Terrenal.

TRADICIONES entre campos de secano

Íntimamente unidas a la economía de subsistencia están las viejas labores que ocupaban la vida cotidiana de las gentes en tiempos pasados. Era usual rodear las casas rurales con árboles de secano de los que el hombre se servía. Nispereros, higueras, almendros, tuneras, viñas… brindaban sus frutos en diferentes períodos del año.

El sabio campesino creó herramientas que le facilitaran las tareas de recolección. Así, con una vara larga se zarandeaban los almendros en septiembre para desprender las almendras del árbol; también, de longitud considerable, es la tenaza de madera con la que se extraen delicadamente los tunos para mantener a distancia los incómodos picos.

Los productos se podían consumir frescos o secarlos para alimentarse el resto del año. Uvas, higos y tunos se deshidratan bajo el sol y se guardan en las cajas de tea junto a las almendras. Estas labores, unidas a la pesca y a la agricultura del cereal, hortalizas y viñas llenaban las vidas de estas personas que hacían un poco de todo en un territorio donde la palabra campo significaba trabajo, pero también alimento.

FESTEJOS populares

es_tijarafe_tijarafe9El calendario festivo de la Comarca, aparte de recoger las tradicionales fiestas religiosas de Navidad y Semana Santa, celebradas con devoción, acoge, la más importante, y la que identifica al pueblo de Tijarafe; es la fiesta de Nuestra Señora de Candelaria. El 7 de septiembre, víspera del día de La Virgen, el Diablo, ahora de metal y antes de caña y madera, sale y baila entre los asistentes a la verbena en la madrugada. Un hombre le da vida a la carcaza minada con fuegos de artificio. De cada rincón de su cuerpo salen cohetes de colores que encienden esta noche mágica y misteriosa. Los gigantes y cabezudos danzan junto al negro demonio que fugazmente aparece encarnando al mal.

Por otro lado, en el pago de Tinizara se celebra en junio la fiesta de La Cruz del Topito con sus populares “Papas Asadas” y en el barrio de La Punta, el 13 de mayo, tiene lugar una fiesta donde se invita a comida típica y a vino del lugar.

Directamente relacionado con el ambiente festivo se encuentra la expresión musical del punto cubano, traida por los emigrantes que retornaron. Al ritmo del laud y las claves los “verseadores de Tijarafe” (personas que crean décimas con gran facilidad) improvisan los versos que recitan sus vivencias, sus alegrías e incluso sus mayores males.

SUGERENCIAS

costa-tijarafe

La accidentada orografía nos brinda mil recodos entre la red de senderos y caminos reales que serpentean estas tierras de mar a cumbre; parajes donde la vegetación autóctona es pródiga y se entremezcla, en las zonas altas, con los antiguos campos de cultivo.

Barrancos plagados de cuevas, costas acantiladas de limpias aguas y atardeceres encendidos, caseríos perdidos entre los pinares de cumbre y un sinfín de panorámicas dispuestas a ser descubiertas por senderistas y curiosos.

Proponemos un paseo a pie o en bicicleta de montaña por la pista forestal que discurre desde Tinizara hasta el mirador de Hoya Grande. Por este hito geografico pasa el itinerario que se inicia en el Roque de Los Muchachos hasta El Time, desarrollándose en los bordes que se asoman a La Caldera.

Son asimismo muy atractivos los paseos por los caminos reales de los barrancos de El Jurado, La Baranda y Garome.

PUNTOS DE INTERES

Mirador de El Time

Desde la cima del precipicio, al borde de las laderas que mueren en el Barranco de Las Angustias, se pueden apreciar las hermosas vistas que se asoman al Valle de Aridane. Dejando andar la vista, a 535 m. de altitud, contemplamos la gran depresión acantilada de La Caldera de Taburiente. Esta proporciona el agua que da vida a los cultivos de plátanos que se apoderan del paisaje. Ciudades, pueblos, llanos y montes se rinden a los pies del manso mar que arriba a estas costas del poniente de la Isla.

Iglesia de Candelaria

iglesia-tijarafe

Discurriendo entre las estrechas callejuelas del pueblo de Tijarafe encontraremos la iglesia parroquial rodeada por la plaza. Erigida a partir de la ermita original del siglo XVI, esta edificación encierra muestras notables de pintura y escultura. El hermoso retablo barroco del siglo XVII es único en su género en Canarias; la riqueza cromática de los óleos se entremezclan con las imágenes de los doce apóstoles que acompañan a la virgen flamenca de Candelaria.

De trazo sencillo es la arquitectura de blancos muros y rojos tejados. Entre los huecos pétreos de la espadaña se alojan las campanas que anunciaban con sus toques las horas del día, la llamada a la oración o alertaban en caso de incendios y tragedias.

Cueva Bonita

Próxima al Prois de Candelaria se encuentra la caverna de grandes proporciones cuyo acceso sólo es posible por el mar. Las embarcaciones van a la deriva, acompañadas por las gaviotas, zarandeadas por las olas en un paseo marinero. Dos grandes bocas engullen a los barcos que buscan la Cueva Bonita. Una playa de callao se aloja en su interior de 84 m. de ancho por 10 m. de alto.

Muchos han sido los halagos que le han dedicado a esta gruta especialmente hermosa al ocaso del sol, instantes en los que la bóveda se llena de colorido al reflejarse la luz rojiza sobre las aguas.

Ermita de El Buen Jesús

Justo en los límites del Barranco de El Jurado, en el caserío de El Jesús, se halla enclavada la humilde ermita de El Buen Jesús, construida en el siglo XVI. Hacia el mar abren las puertas que guardan las imágenes del Niño Jesús y la Virgen de La Consolación. Declarada Bien de Interés Cultural, hoy ofrece un aspecto remozado tras la reciente restauración, y convive en armonía en un pintoresco lugar rodeada de una interesante muestra de arquitectura popular.

Muy cerca pasa el camino real trazado con enorme sacrificio que comunicaba Tazacorte con el pueblo de Tijarafe.

Pico Palmero

El punto más alto del municipio de Tijarafe o constituye El Pico Palmero a 2.310 m. A este picacho, que forma parte de la gran pared de La Caldera, subía el primitivo pueblo awara buscando respuestas a sus desconsuelos en el Cielo; en su entorno son numerosos los simbólicos amontonamientos de piedra y los grabados rupestres. Una mezcla de lo oculto y lo sagrado emerge de estos restos arqueológicos que se alzan sobre las cumbres donde los retorcidos cedros hincan sus raíces al límite de los abismos.

Barranco de El Jurado

es_tijarafe_tijarafe6De camino al pueblo de Tijarafe nos encontramos con el Barranco de El Jurado, de verticales y profundas laderas. Los restos de un curioso espigón agujereado le da nombre a esta depresión que los cronistas definían como un arco pétreo que la naturaleza había creado y permitía cruzar de un lado al otro del barranco.

El pinar, en las zonas altas, deja paso a las palmeras, dragos, tabaibas y numerosos endemismos que se refugian en este espacio protegido donde nidifican los cernícalos y las grajas.

Fuente del Toro

El Municipio ha condicionado una pequeña zona recreativa junto a La Fuente del Toro, uno de los cuatro manantiales que surtía de agua a los habitantes de la localidad. Mesas, bancos y fogones se ponen al servicio de los transeúntes en este lugar ubicado junto a la carretera general que nos lleva a Tijarafe.

La Casa del Maestro

es_tijarafe_tijarafe7Calles tranquilas y silenciosas de empinadas pendientes empedradas nos guían entre las casitas bajas de maderas pintadas. En los aledaños de la iglesia encontramos la casona que, en otros tiempos, fue la primera escuela pública. Gruesos muros e imperecederas maderas de tea dan cuerpo al edificio que se distribuye en torno a un patio interior. Este hermoso ejemplo de arquitectura canaria acoge El Centro Etnográfico y Venta de Artesanía.

Recientemente restaurado, pretende mostrar la Historia del Municipio y cuenta con una colección de fotografías dedicada a fiestas tradicionales de toda España. Las oficinas de información de La Asociación de Turismo Rural Tijarafe tienen aquí su punto de encuentro.

Una amplia gama de productos elaborados por manos artesanas se exhibe al público: delicados bordados, labores a ganchillo y macramé, trabajos en fibras vegetales de palma, trigo, centeno, almendro, caña… entre otros, nos mostrarán una artesanía con identidad propia.

Pero sin lugar a dudas, la cerámica es la manifestación cultural más representativa del antiguo pueblo aborigen. Numerosas reproducciones de barro cocido nos muestran unos cuencos hechos a mano con tendencias a las formas esféricas y cilíndricas. Incisiones, punteados, acanaladuras, motivos rectilíneos, semicírculos concéntricos… decoran las superficies de estas originales vasijas oscuras de La Palma.

Otra de las dependencias alberga la historia y documentos fotográficos que ilustran al Diablo, uno de los números que congrega a más personas en las fiestas principales.

La Venta

Cercana a la Casa del Maestro se encuentra esta antigua vivienda cuyas pautas constructivas son igualmente representativas de la arquitectura popular.

El edificio está dedicado a destacar la gastronomía de la Comarca. Los productos básicos de la alimentación regional se dan cita aquí, pero destacaremos lo referente a la repostería a base de almendras cuyo cultivo está muy extendido en esta zona de la Isla. El visitante podrá degustar y ver como se elaboran algunos de nuestros postres más afamados: almendrados, bienmesabe, queso de almendra, almendras garrapiñadas, etc. Los licores, mistelas y mermeladas de frutas harán las delicias para los paladares más golosos.

Copyright. Asociación para el Desarrollo Rural de la Isla de La Palma (ADER-La Palma).


Leer más

Cancelación / Prepago

CONDICIONES:

1.- Para confirmar la reserva ingrese el anticipo del 40% de la reserva en el nº de cuenta: CaixaBank 2100 7110 11 2200064679. Asociación Turismo Rural Isla Bonita.

2.- Para una correcta identificación de su ingreso indique a su oficina bancaria el nº de la Reserva y su nombre.

3.- El anticipo se debe ingresar antes de la fecha de vencimiento de la reserva, en caso contrario será anulada.

4.- En caso de anulación se retendrá del anticipo:el 25% cuando la cancelación se efectúe con más de 15 días de antelación a la fecha de entrada; un 50% de 15 a 7 días; un 75% de 6 a 4 días y un 100% si la anulación se realiza con menos de 4 días de antelación. Finalizar anticipadamente la estancia no da derecho a devolución.

5.- La llegada inesperada al alojamiento de mayor nº de clientes de los confirmados en la reserva, da al propietario el derecho a la no admisión y, en todo caso, al cobro del suplemento correspondiente al nº de personas extras.

SUGERENCIAS:

Evite llegar por sorpresa a los alojamientos, conviene disponer del plano de llegada a cada casa y confirmar con la central el punto y hora de encuentro con los propietarios.

Si desea disfrutar de alguna actividad complementaria al alojamiento no dude en pedir información sobre ellas.

Se espera del cliente un comportamiento respetuoso con las instalaciones del alojamiento y con el entorno rural.